La Plaza

La plaza de nuestro pueblo es el centro de la vida local, así como emplazamiento de edificios y monumentos significativos, destacando el Ayuntamiento, la Iglesia Parroquial de San Juan Evangelista, el convento de las Madres Terciarias Capuchinas, o las fuentes y el monumento al padre Luis Amigó.

La plaza sirve también como sede de nuestro famoso “mercado de los martes”, donde se ubican cientos de puestos ambulantes, acudiendo a él mucha gente de los pueblos de alrededor. La plaza es paso obligado de las fiestas patronales, de las fallas de Massamagrell y acontecimientos locales de todo tipo.

Respecto al nombre de la plaza, señalar que ha ido cambiando a lo largo de la historia y de los acontecimientos.

La Iglesia parroquial de San Juan Evangelista preside la plaza desde el siglo XVIII. Junto al edificio del Ayuntamiento, está situado el convento de las Madres Terciarias Capuchinas, instaladas en la localidad desde el año 1985.

En la plaza antiguamente había una fuente tradicional, formada por un pilar acabado en punta que tenía una pila ubicada en uno de sus lados;  en 1950 se construyó la fuente de San Juan Evangelista y, más tarde, en 1954 con motivo del centenario del nacimiento del Padre Luis, se construyó en la plaza un monumento en su memoria.

El antiguo edificio del Ayuntamiento, construido en el año 1905, se quedó pequeño por el crecimiento de la población y sus necesidades administrativas, por ello se decidió la construcción de un nuevo edificio más amplio y con mejores servicios. El Ayuntamiento nuevo se abrió en el año 1956.

Cultura